¿Por qué un divorcio no puede ser un motivo para sonreír?

¿Por qué un divorcio no puede ser un motivo para sonreír?
La vida es un continuo devenir de etapas. Una persona pasa, a lo largo de su vida, por un buen montón de etapas, en las que los propósitos, la autonomía o la capacidad para desempeñar cualquier labor son diferentes con respecto a la anterior. Unas son, eso sí, más fáciles o más difíciles que otras. Ser capaces de disfrutar las etapas de la vida destinadas a ello y superar en la medida de lo posible y en las mejores condiciones las difíciles debe ser el principal cometido de cada uno de nosotros.
Seguir Leyendo...

Leer, un motivo para ser feliz

Leer, un motivo para ser feliz
Hablar de las necesidades básicas del ser humano es hacerlo, tal y como pensáis muchos de los que vais a leer estas líneas, de obtener los alimentos necesarios para que nuestra nutrición sea de lo más completa, de tener una casa en la que residir, de disponer de la ropa suficiente para vestir, de tener los productos necesarios para el cuidado de la higiene personal… Pero dentro del grupo de necesidades que se encuentran en este ámbito también podría hallarse una de las más básicas acciones que tiene el ser humano para formarse: leer.
Seguir Leyendo...

El deporte, una vía para la felicidad

El deporte, una vía para la felicidad
El deporte es mucho más que darle patadas a un balón, salir a correr por la tarde o nadar en una piscina olímpica. El deporte es una manera de entender la vida, un modo de sentirnos libres y de liberar a nuestro cuerpo de su rutina habitual, del estrés al que cada día está acostumbrado el ser humano como consecuencia de la realización de las labores propias de su puesto de trabajo. Hacer deporte es, en definitiva y como rezan muchos eslóganes publicitarios, vivir la vida intensamente.
Seguir Leyendo...

La cirugía, un medio para despertarse con una sonrisa y dejar atrás los complejos

La cirugía, un medio para despertarse con una sonrisa y dejar atrás los complejos
Sentirse a gusto con uno mismo es fundamental a lo largo de la vida. Ser capaz de valorarse a uno mismo, valorar los aciertos, aprender de los fallos sin que ello implique martirizarse de manera continua y, en definitiva, ser feliz con lo que uno o una es y con lo que representa hace que la vida sea más soportable y, de paso, nos hace ser aptos para cualquier tipo de empleo. Y es que una persona segura de sí misma también tendrá más posibilidades de desempeñar un buen trabajo, sin importar el sector en el que se encuentr
Seguir Leyendo...

Levantarse con una sonrisa a los 67 es posible

Levantarse con una sonrisa a los 67 es posible
Si por algo empieza a ser conocida la población española en el resto de Europa y del mundo en términos demográficos, es por el aumento de las personas que se sitúan por encima de los 65 años y que se encuentran jubiladas o a punto de entrar en esa etapa de su vida. España es un país que ha envejecido mucho en las últimas décadas y eso plantea nuevos desafíos y demandas que la sociedad debe proporcionar a los más mayores.
Seguir Leyendo...

Un disfraz, un motivo para sonreír

Un disfraz, un motivo para sonreír
Hay muchas maneras de despertarse con una sonrisa en los tiempos que corren. Pero, por desgracia, no todas las personas son capaces de ser conscientes de ello cada mañana. Más preocupados por el trabajo y por la maratón de cosas que tenemos que hacer a lo largo de un día cualquiera, muchos y muchas nos olvidamos de las posibilidades reales que tenemos de despertarnos felices y dar los buenos días a una nueva jornada que puede ser mucho mejor de lo que nos esperamos.
Seguir Leyendo...