Conoce el hotel ideal

Conoce el hotel ideal

¿Cómo es tu hotel ideal? No es algo fácil de decir, pero vamos a intentar responder a ello. Cuando preguntamos a unos profesionales de esto como los responsables del Hotel Boria barcelonés, nos dijeron que su clientela les da la razón en valorar la vocación de servicio y la limpieza y el gusto por los detalles de los que hacen gala.  Al final el mundo del hospedaje debe ir encaminado a la satisfacción del cliente.

La limpieza es básica

Siempre el hotel debe estar limpio, lo mismo que los baños, habitaciones, todo. Esto es inexcusable, aunque el hotel sea realmente barato.

Modales de los profesionales

Tienen que ser amables, sonrientes, pero sin excesos, ni parecerlo en exceso ni ser robots.

La renovación de los establecimientos también es necesaria

Aunque un hotel esté muy bien, cada cierto tiempo también debe renovarse. Las instalaciones o algo tan común como las toallas deben ser renovadas. Recordemos que la ropa de cama se ve afectada por los lavados, por lo que cada cierto tiempo deben ser renovadas o causarán mala imagen

Temperatura perfecta

Tanto el aire acondicionado como la calefacción son fundamentales. Su buen funcionamiento es básico para el confort de los huéspedes.

Nunca hay exceso de enchufes en las habitaciones

Cada vez las personas llevan más dispositivos, por lo que las habitaciones deben tener unos cuantos enchufes que faciliten la tarea. Lo mismo podemos decir con los diferentes tipos de clavijas.

Internet debe funcionar en la habitación

Se cuenta ya con que los hoteles tengan Wifi. Lo normal es que este servicio ya venga incluido la conexión a Internet, de lo contrario mejor busca otro establecimiento.

La cama y su tamaño en el hotel perfecto

La media de altura ha ido creciendo con el paso de los años, por lo que las camas deben adecuarse a los nuevos estándares. No es que todas las habitaciones de los hoteles tengan que contar con unas camas tamaño King size, lo cual sería magnífico, pero por lo menos que cuenten con dos metros de largo por un metro de ancho y que cuenten con más de metro y medio las de matrimonio.

El colchón mejor que sea de buen material. No gustan los colchones en los que podemos hundirnos y tampoco los excesivamente duros

La almohada es fundamental

Un hotel que sea perfecto tiene que contar con una carta de almohadas, donde se puedan elegir las que más se aproximen a nuestras necesidades. Lo malo del tema es que no siempre es posible.

El baño, un tema que suele ser objeto de muchas controversias

No es fácil dar con un baño adecuado o perfecto. Hay muchos hoteles que se han tenido quer adaptar o bien no lo han hecho a los nuevos tiempos, lo que hace que se note el poco sitio en las bañeras o duchas.

Los desayunos

Un buen hotel debe de contar con el desayuno incluido en el precio, pero no el clásico café simple y un par de galletas. Este momento del comienzo del día suele ser de los que se esperan con mayor ilusión cuando se encuentra uno hospedado en un hotel. A ser posible que haya un buffet libre donde haya un buen catálogo de productos de la zona.

El parking

Muchas veces se habla de la necesidad de un buen aparcamiento, pero hay que ser sinceros, hay hoteles magníficos, extraordinariamente situados, pero que están en pleno centro y no tienen aparcamiento, no porque no quieran ofrecerlo, sino porque es literalmente imposible. En este asunto hay que ser algo menos duro.

Hotel con adecuada relación calidad/precio

Un hotel bueno debe ser barato, cuando decimos barato no es que cueste poco dinero, hablamos de que cueste poco dinero para todo lo que nos puede ofrecer, porque además de todo esto hay que tener en cuenta las instalaciones o los diversos extras que nos pueda ofertar.

Como ya os habréis dado cuenta, un hotel ideal es algo más que una bonita habitación o una entrada de impresión. Existen muchos factores a tener en cuenta para que el hotel pueda considerarse un verdadero “hotelazo”.

En este sentido, si se quiere elegir bien, aprovechando las bonanzas actuales que nos depara Internet, lo mejor es optar porque a la hora de elegir estemos atentos a las opiniones que las personas que se han alojado en este establecimiento hotelero tengan de este recinto, puesto que así vamos a poder contar con unas impresiones más cercanas a la realidad que puede ofrecernos el sitio en cuestión.

Desde aquí os deseamos buena suerte a la hora de conocer vuestro hotel ideal, pues aunque aquí hemos dado unas ideas, cada persona puede tener su propio hotel ideal.

Deja una respuesta