Cuidar nuestra dieta para cuidar nuestra salud

Cuidar nuestra dieta para cuidar nuestra salud

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades, asegurando además que bastaría con mantener una dieta sana, un peso normal y cierta actividad física a lo largo de la vida para prevenir determinadas enfermedades. Por todo ello cuidar de nuestra salud debe ser la principal prioridad durante cualquier etapa de nuestra vida, y la mejor forma de hacerlo es siguiendo las pautas de una dieta saludable, nutritiva y equilibrada.

Cada persona tiene unos requerimientos nutricionales en función de su edad, su sexo, actividad física que desarrolla, actividad laboral, estado de salud, etc. Ahora bien, cuando la ingesta de energía a través de las calorías de los alimentos consumidos es mayor que el gasto diario producido por las calorías consumidas a través de la actividad física diaria, se produce un balance energético positivo que se traduce en un aumento del peso corporal, debido al aumento del tejido adiposo, lo que se llama desequilibrio energético y que es junto con el sedentarismo y unos incorrectos hábitos de vida una de las principales causas del aumento del sobrepeso y la obesidad entre la población, estimándose que en nuestro país un 38,7 % de la población adulta tiene problemas de sobrepeso, mientras que el 14,5 % presenta claros síntomas de obesidad.

En este sentido, para todos aquellos que en un momento dado de nuestra vida nos hemos pasado comiendo, sea por el motivo que fuese, nosotros os recomendamos que acudáis a Be you Medicina y cirugía, una clínica de medicina y cirugía estética en Murcia que cuenta con un equipo multidisciplinar altamente cualificado para prestar asesoramiento, información y ofrecer una perspectiva completa en casos de obesidad, ayudándote a tomar la decisión más adecuada como una reducción de estómago, balón gástrico, una banda gástrica, etc.

Las personas que no requieran de una dieta especialmente diseñada o adaptada por causa de alguna dolencia o enfermedad, deberían seguir las recomendaciones de la pirámide de alimentación saludable presentada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), en la que se señalan las siguientes consideraciones:

  • Mantenimiento de hábitos de vida saludables: realización de actividad física diaria de unos 60 minutos, ingesta de 4 a 6 vasos de agua al día, balance energético, seguimiento de técnicas culinarias saludables o mantener un equilibrio emocional evitando el estrés, la ansiedad, etc.
  • En cada comida principal se deben tomar verduras y hortalizas, frutas, aceite de oliva virgen extra y cereales de grano entero o integrales, lo que se convierte en la base de la alimentación.
  • Productos de consumo diario variado y alterno como pescados, carnes magras, carnes blancas, legumbres, frutos secos o huevos, son alimentos importantes que deben consumirse varias veces a la semana. Los lácteos se deben tomar 2 o 3 veces al día.
  • Alimentos de consumo ocasional o esporádico como carnes rojas, procesadas y embutidos.
  • Dulces, bollería, patatas fritas, grasas o salados también podrán ingerirse de una forma opcional, ocasional y moderada.
  • Mención especial con un consumo opcional, moderado, responsable y solamente para adultos merecen las bebidas fermentadas, así como los suplementos dietéticos o nutricionales, que solo se deben tomar siguiendo el consejo de un dietético profesional.

En cuanto a la actividad física es importante realizar todos los días alguna actividad física moderada, durante al menos unos 30 minutos, como caminar, andar en bicicleta, subir escaleras, etc., mientras que alguna o varias veces a la semana es recomendable practicar algún tipo de deporte como natación, tenis, futbol, gimnasia, pádel, etc.

Los valores que cotizan al alza en la sociedad actual

Actualmente vivimos en una sociedad donde a simple vista nos damos cuenta que existen determinados valores o factores que cotizan al alza, tanto en el terreno individual o personal como en el profesional, como pueden ser la novedad, la alimentación ecológica, el consumismo, la rapidez, la competencia, la productividad, el bienestar, la estética, el glamour, el aspecto físico, la juventud, la belleza, etc. Todos influyen de una manera u otra sobre nuestra salud, ya sea de una forma física o psíquica porque vamos construyendo nuestra imagen a través de las más diversas referencias como pueden ser la tradición, las creencias culturales, la moda, los medios de comunicación, los modelos sociales como actrices, influencers de moda, presentadores/as, deportistas, etc. Esto nos lleva a realizar comparaciones de nuestra imagen personal con la de ellos y desear sentirnos identificados y parecernos o acercarnos lo máximo posible a nuestro estereotipo ideal de mujer o de hombre, teniendo siempre en mente la primera regla de oro de una buena imagen personal que es “estar a gusto y seguro con uno mismo”.

Deja una respuesta