Los relojes, un complemento que esconde mucha belleza en su interior

Compartir

Los relojes son uno de los complementos que más vemos en todas las personas y es que el que más y el que menos siempre lleva consigo uno de estos productos que, como ha ocurrido con todo en la vida, con el paso del tiempo se ha ido modernizando para dar paso a nuevos productos más tecnológicos, aunque en muchos casos, lo ha hecho sin perder la esencia y su belleza.

Y es que como os decimos, en la actualidad existen decenas de tipos de relojes que en las próximas líneas os daremos a conocer y aunque el mercado tecnológico ha irrumpido en este sector con cierta decisión, como es el ejemplo del Apple Watch, lo cierto es que la industria del reloj sabe mejor que nadie cual es su mercado y cual es la intención de muchos de los compradores y es que un buen reloj más allá de dar la hora es una buena inversión. Así, a lo largo de este post os mostraremos que tipos de productos podemos comprar en la actualidad, así como os diremos el por qué de que los relojes sean una buena inversión. 

En la actualidad y dependiendo del uso que le demos podemos clasificar a los relojes por su utilidad, siendo los más comunes los de bolsillo, de pared y de pulsera. Si bien, históricamente ha habido otros como los relojes solares, de arena, clepsidra (reloj de agua…) pero que no trataremos en nuestra clasificación al estar en desuso o en uso muy minoritario.

  • Relojes de pulsera. Desde la fabricación del primer modelo en 1810 por encargo de Carolina Bonaparte, reina de Nápoles y hermano de Napoleón, al famoso relojero Abraham-Louis Breguet hasta nuestros días, el reloj de pulsera no ha parado de crecer hasta haberse convertido en el tipo de reloj por excelencia. Por una cuestión de practicidad y moda. Y es que estos son tan habituales que muchos de nosotros contamos con varios en nuestro haber, aunque lo cierto es que, si queremos tener un buen reloj de calidad, nuestro consejo es que os paséis por Serrano joyeros, donde encontraréis los mejores modelos del mercado al mejor precio, así como una atención al cliente y un servicio postventa único.
  • Relojes de pared. Los relojes de pared se utilizan desde el siglo XIV, pero fue el invento del reloj de cuarzo lo que lo convirtió en el elemento decorativo omnipresente en todas las casas (hay como mínimo uno) al igual que en bares, restaurantes y lugares públicos.
  • Reloj de bolsillo. Término acuñado por Carlos II de Inglaterra en el siglo XVII, ya que fue él quien lo empezó a guardar en el bolsillo de sus chalecos. Históricamente existían desde el siglo XV cuando el alemán Peter Henlein lo diseño, aunque, como decimos, hasta el siglo XVII no se guardaba en el bolsillo, sino que se llevaban colgados del cuello. Ya en el siglo XVII hasta el siglo XX fue un objeto que significaba estatus y poder económico hasta la entrada con fuerza de los relojes de pulsera que lo desplazó como el reloj de uso individual hasta nuestros días.

Y es que relojes o tipos de relojes encontramos tantos como personas, por eso, todas aquellas personas que buscan invertir compran algunos de los mejores relojes del mercado y es que ciertas piezas únicas o de ediciones limitadas, con el paso de los años van ganando un gran valor, lo que las convierte en objeto codiciado por los coleccionistas y compradores de joyas únicas. 

Tipos de relojes por visualización

Otra clasificación, por tipos de relojes, es según la visualización del dial. Hay tres grandes tipos: analógicos, digitales e híbridos.

  • Relojes analógicos. Los relojes analógicos son los relojes tradicionales. La visualización es a través de una manecilla de hora, una manecilla de minutos y, a veces, una manecilla de segundos y unos índices que marcan cada una de las horas. Los relojes analógicos pueden presentar cualquier movimiento de los vistos en puntos anteriores. Una buena opción en nuestra época que las pantallas lo copan todo.
  • Relojes digitales. Los relojes digitales, a diferencia de los relojes analógicos, muestran la hora en la pantalla en dígitos numéricos. Por lo general, un movimiento de cuarzo los impulsa. Son relojes por lo general más económicos que sus homólogos analógicos, por su mayor sencillez.
  • Relojes híbridos: Analógicos-digitales. Los relojes híbridos combinan los dos tipos principales de visualización: analógica y digital. Suelen añadir, además, varias complicaciones y funciones extra. En este tipo de relojes la pantalla digital solo ocupa una parte del dial, con lo que suele estar casi copado por completo por la parte analógica. Tras el boom de los relojes inteligentes los relojes híbridos también han empezado a aumentar. No al mismo ritmo, pero si significativo.

Más para explorar

Sonrisa de mujer embarazada.

La salud dental en el embarazo.

Los odontólogos de Puerta de Alcalá Clínica Dental, una clínica ubicada en el centro de Madrid dirigida por especialistas en salud dental con una vasta experiencia, señalan que

Scroll al inicio