Pared mojada: ¿qué debo hacer?

Compartir

Si la pared está mojada, debes actuar rápidamente. Los daños causados por el agua deben repararse inmediatamente para evitar daños mayores. Pero, ¿de dónde proviene realmente la humedad y qué se puede hacer con la causa específica? La guía que hemos elaborado a partir de las indicaciones expertas de Planit, tiene las respuestas y te explica cómo los profesionales pueden ayudarte en caso de daños por agua.

¿Cómo puedo saber si una pared está húmeda?

Las paredes húmedas y mojadas se notan de diferentes formas. Uno es obvio, otro es sutil y apenas perceptible. Por lo tanto, es importante conocer todas las señales de advertencia para poder reaccionar a tiempo. Si el daño no se detecta ni se trata, puede tener graves consecuencias para la mampostería, tu salud y tus finanzas. Pero: ¿Cómo se reconocen las paredes mojadas?

Los signos más obvios incluyen manchas húmedas en la pared o en el papel tapiz que se sienten húmedos al tocarlos. Tienen un aspecto más oscuro que el resto de la zona y, dependiendo de la gravedad de los daños causados por el agua, llaman la atención inmediatamente o sólo con un segundo vistazo. Las manchas de color blanco y amarillo se llaman manchas de moho. Se forman porque el agua disuelve las sales de la mampostería y las arrastra hacia el papel tapiz. Las manchas marrones, negras, amarillas, verdes o rojas indican moho que se ha formado en las paredes debido a la humedad.

Si la pared está muy mojada, a menudo notarás un olor a humedad. El papel pintado puede sobresalir de la pared o incluso desprenderse por completo. Si las paredes están muy húmedas y, en caso de emergencia, durante un largo período de tiempo, el yeso puede desmoronarse o desprenderse por completo. En edificios más antiguos, las piedras subyacentes pueden volverse visibles.

Las ventanas también pueden proporcionar evidencia de paredes mojadas. Cuando ventiles tu habitación todos los días, comprueba si las ventanas están empañadas. Si esto sucede con regularidad, hay mucha humedad en la habitación. Esta alta humedad puede deberse a daños causados por el agua. Si las ventanas del dormitorio, cocina o baño están húmedas, sécalas y aléjate de la habitación afectada por un tiempo. Si la ventana no se vuelve a empañar, probablemente la condensación fue provocada por el aire que expulsaste mientras dormías o por la humedad después de cocinar o ducharte. Sin embargo, si el agua vuelve a acumularse en el cristal de la ventana aunque apenas hayas estado en la habitación, la causa podría ser la humedad en las paredes.

Si sospechas que la estructura de tu edificio está mojada, debes hacer algo de inmediato. Toma un medidor de humedad. Muestra de forma fiable y precisa si las paredes realmente han acumulado humedad o no. El método es simple y te dirá en segundos si es necesario actuar o si puedes dar un suspiro de alivio.

¿Cómo surge la humedad en la pared?

La humedad por condensación es una causa común de paredes mojadas. Ocurre cuando la temperatura de la pared exterior se desvía significativamente de la temperatura ambiente. Te puedes imaginar como una cabina de ducha que se empaña, sólo que el agua no se queda en la superficie de la pared, sino que penetra.

El sótano es particularmente susceptible a la humedad ya que está expuesto a la humedad del suelo y al agua a presión. El agua a presión describe la humedad que presiona contra las paredes. Puede tratarse de inundaciones, aguas subterráneas o, por ejemplo, agua de una tubería rota. Literalmente se empuja hacia dentro y a través de las paredes y penetra en el interior de la casa principalmente a través de grietas y goteras.

La humedad capilar afecta principalmente a los edificios antiguos. A menudo tienen una capa de barrera inadecuada o inexistente, la barrera horizontal, que impide que el agua del suelo suba. Como resultado, la estructura del edificio absorbe cada vez más humedad con el tiempo. Detrás de este fenómeno se encuentra la fuerza capilar, un efecto de succión del material. Esto atrae el agua hacia la mampostería. Lo contrario es el agua de filtración, que entra en el material mediante un efecto de presión en lugar de un efecto de succión.

Otras razones por las que las paredes están mojadas y húmedas son:

  • Ventilación insuficiente y dejar salir la humedad del apartamento.
  • Tuberías mal colocadas o defectuosas (por ejemplo: debido a corrosión, fatiga del material o protección contra heladas inadecuada).
  • Techos con goteras o dañados.
  • Conexiones inadecuadas de lavadora y lavavajillas o mangueras rotas (ver fuga en la conexión de la lavadora ).
  • Radiadores y accesorios dañados (como la tubería de calefacción con fugas).
  • Tuberías de alcantarillado defectuosas.
  • Defectos de construcción como aislamiento y sellado deficientes o una pared enlucida mientras aún está húmeda.
  • Bañeras o lavabos desbordados.
  • Acuarios dañados.
  • Precipitación extrema.

¿Qué consecuencias tienen las paredes húmedas en la casa?

Si no se hace nada con las paredes mojadas, los daños y las consecuencias resultantes serán cada vez más devastadores. Tienes que hacer algo con prontitud para evitar que suceda algo peor. Las sales que se desprenden de la pared y la floración no solo pueden dañar el papel tapiz y el yeso, sino que también pueden provocar pudrición seca. Este es un hongo que se forma (si está presente) en los componentes de madera. Esto descompone la madera, lo que puede provocar una reducción de la estática y la necesidad de una renovación exhaustiva.

Si la mampostería se daña por la humedad y se vuelve porosa, por ejemplo, se vuelve especialmente peligrosa en invierno o durante fuertes tormentas. En este caso, la estructura de la casa puede sufrir graves daños. ¿Las consecuencias? Las condiciones de vida empeoran y es necesario calentar más a menudo. ¿Sabías que la humedad aumenta la conductividad de la mampostería y un exceso de un uno por ciento le resta un cinco por ciento de aislamiento térmico? Los propietarios tienen un problema adicional y preocupante: la propiedad pierde valor debido a los daños por humedad, incluso de manera significativa, dependiendo de la gravedad.

Como ya se mencionó anteriormente, la humedad puede provocar la formación de moho en la mampostería y el papel tapiz. Una vez que se ha asentado y extendido, suele permanecer rebelde. Si se trata incorrectamente, a menudo regresa una y otra vez y se convierte en un huésped permanente no deseado, con consecuencias fatales para la salud.

¿Por qué la humedad en las paredes es un peligro potencial para la salud?

Si se forma moho debido a la humedad, sus esporas se esparcen por toda la habitación o incluso por todo el apartamento. Estas esporas son muy dañinas para las personas y las mascotas y pueden provocar enfermedades graves. Esto incluye:

  • Asma.
  • Bronquitis.
  • Reacción alérgica.
  • Dolor de cabeza.
  • Erupciones.
  • Tos.
  • Membranas mucosas irritadas.
  • Náuseas y dolor de estómago.
  • Problemas para dormir.
  • Indigestión.
  • Enfermedades infecciosas y fúngicas.
  • Reumatismo.

Los climas interiores frescos y húmedos y las infestaciones de moho debilitan el sistema inmunológico y pueden causar estrés psicológico. Si tienes frío en tu propia casa o tienes que hacer grandes gastos de calefacción, esto afectará significativamente a tu comodidad o a tus recursos económicos. Esto es especialmente peligroso para bebés, niños y personas mayores, ya que su sistema inmunológico aún no se ha desarrollado adecuadamente o ya está debilitado por la edad. Si la estructura del edificio sufre humedad y moho persistentes y pierde su estática, surgen temores sobre su propia seguridad.

¿Cómo puedo secar una pared mojada?

¿Qué se hace con una pared mojada para evitar estos peligros? Si la pared está mojada debido a una bañera desbordada, seca el área con toallas. Luego instala un calentador de ventilador para acelerar el proceso de secado. Para paredes mojadas en el contexto de daños importantes por agua, normalmente se necesitan secadores de edificios profesionales.

Si se trata de una pared exterior que se ha mojado debido a la condensación, puede ser útil una ventilación y calefacción periódicas, así como un deshumidificador. Si el papel pintado está muy húmedo y se desprende, es recomendable retirarlo. Retira el papel tapiz, la pared mojada puede respirar y secarse mejor. También puedes comprobar si hay grietas en la pared por las que pueda penetrar el agua. Si este es el caso, la renovación es fundamental para conseguir paredes secas permanentemente.

Si la pared aún húmeda se ha revestido con yeso y por tanto retiene la humedad en la mampostería, se debe realizar un proceso de secado de la pared. Esto también se aplica a las paredes del sótano que se han mojado debido a inundaciones o aguas subterráneas.

La condensación se forma en los lugares por donde se escapa la mayor parte del calor. Las zonas más afectadas son las cajas de persianas, las contraventanas y las esquinas de los edificios. Los llamados puentes térmicos son especialmente susceptibles a la humedad. Un aislamiento adecuado resolverá gran parte del problema y garantizará una mayor sequedad. Es importante que se realice de forma profesional y con los materiales adecuados. Renovar las ventanas y puertas de los balcones no siempre es suficiente. A veces es necesario instalar nuevos modelos que se adapten de forma óptima a las condiciones para conseguir el máximo aislamiento. Si el sótano está húmedo, puede tener sentido instalar una barrera horizontal para que el agua del suelo ya no pueda migrar hacia las paredes.

Afortunadamente, también se puede instalar una cerradura horizontal más adelante. ¿Pero qué medidas hay? Hay dos métodos para elegir: sellado horizontal mecánico y químico. En la variante mecánica se instala una capa barrera de paneles de yeso, placas de plástico o láminas de plástico y chapa de acero inoxidable. En el proceso químico se inyectan sustancias adecuadas en la mampostería, lo que provoca que la humedad se propague. Sin embargo, muchas veces sólo un experto puede saber o determinar qué procedimiento es necesario y correcto.

Moho a través de una pared húmeda: ¿Qué hacer?

¿Cómo se pueden secar paredes húmedas y eliminar de una vez por todas el moho que se ha formado en ellas? La primera prioridad es descubrir la causa. Sólo si la conoces y la abordas podrás eliminar finalmente el moho. Si la infestación no se debe a una mala estructura del edificio y solo afecta un área pequeña, es suficiente limpiar con lejía y secar el área. Si el moho está presente en un área grande, un especialista debe descubrir la causa y eliminarla; de lo contrario, el moho seguirá reapareciendo y dañará la estructura del edificio con el paso de los años.

Paredes mojadas y daños por humedad: ¿Por qué es tan importante un análisis de daños por parte de un especialista?

Para secar paredes mojadas es fundamental conocer las causas exactas y contrarrestarlas con las medidas adecuadas. Por eso es fundamental un análisis de daños exhaustivo y profesional. ¿Cómo se pueden secar paredes húmedas sin perder un detalle importante? Como profano, esto es difícil o incluso imposible, ya que las conexiones y soluciones pueden ser complejas. Un especialista sabe exactamente a qué prestar atención y qué hacer para reparar profesionalmente los daños existentes y evitar daños mayores, especialmente daños emergentes.

La experiencia de los profesionales también garantiza que estés cubierto en términos de seguro. Con su informe, un perito podrá (según el caso) asegurarte de que tu compañía de seguros cubre los daños y las medidas necesarias. Si a pesar de toda la precisión se pasan por alto puntos importantes y se producen daños consiguientes, estarás protegido contra reclamaciones del propietario o de los residentes afectados. Sin embargo, si actúas por tu cuenta y sin conocimientos especializados, esto puede tener consecuencias desagradables y costosas. En el peor de los casos, tienes buenas intenciones pero actúas de forma completamente contraproducente y empeoras la situación. Por motivos de seguridad, seguros y salud, es importante que un profesional analice y registre los daños.

Más para explorar

Scroll al inicio