Mindfulness: una técnica cada vez más consolidada para luchar contra el estrés o la ansiedad

Mindfulness: una técnica cada vez más consolidada para luchar contra el estrés o la ansiedad

Si miramos a nuestro alrededor y valoramos cómo es la vida de todas aquellas personas que nos rodean, podemos obtener una respuesta que no es para nada satisfactoria: el estrés domina buena parte de las vidas humanas en países como el nuestro. Nos agobia estar tan presionados en el trabajo y tener tantas cosas que resolver en un espacio de tiempo que entendemos como muy limitado. La verdad es que eso está detrás de la aparición de cada vez más casos de estrés y ansiedad, que tristemente se han convertido en protagonistas en un contexto social como en el que nos movemos.

Está claro que hay que ponerle una solución a esto. Por suerte, son muchas las personas que han intentado hacerlo y que han obtenido respuestas. En el artículo de hoy os vamos a hablar de una de esas respuestas, que no es otra que la del mindfulness. Esta técnica ve en la relajación y la meditación como una manera de encontrar un equilibrio interior que nos haga huir de todos esos asuntos que entendemos como un problema para nuestra sociedad y para nuestra vida personal en particular.

Pero, ¿qué es el mindfulness? La verdad es que es una pregunta que se hacen muchas personas, puesto que el concepto no ha terminado de ser aclarado en buena parte de las ocasiones. Según Wikipedia, esta ciencia consiste en prestar una atención plena y que sea completamente objetiva a pensamientos, emociones, sensaciones de nuestro cuerpo o al ambiente que nos rodea. En este sentido, conviene apuntar que el objetivo no es valorar si son correctos o no. Tampoco busca encontrar soluciones. Simple y llanamente, lo que se busca con el mindfulness no es otra cosa que percibir todo aquello que nos rodea.

El portal web Objetivo Bienestar informaba en uno de sus artículos de un total de siete beneficios de una ciencia como esta:

  • Nos ayuda a gestionar de una manera mucho más eficiente el estrés o la ansiedad de los que hablábamos al principio.
  • Mejora las relaciones que tenemos con los demás.
  • Nos ayuda a identificar nuestras emociones.
  • Es útil para el bienestar en el trabajo. Gracias a ello, tendremos la capacidad de tomar decisiones de una manera mucho más rápida y sin sufrir estrés.
  • Es vital para mejorar en lo que se refiere a sueño y descanso.
  • Nos ayuda a ser conscientes acerca de nuestra felicidad, algo de lo que muchas veces no nos damos cuenta y que es básico para el ser humano.
  • Gracias a esta técnica, nos tomamos de otra manera las discusiones o los enfados que podamos tener con las personas que se encuentran a nuestro alrededor.

No puede ser positivo que en una sociedad como en la que nos encontramos el estrés y la ansiedad gobiernen la vida de cada día más personas. Eliminarlos de nuestra vida es la mejor manera de despertarnos cada día con una sonrisa, así que no es de extrañar que haya cada vez más personas que traten de combatir esos elementos perjudiciales en nuestro día a día a través del mindfulness, que es la técnica elegida por mucha gente para cumplir con este propósito. De hecho, recientemente hemos tenido una conversación con miembros del staff de la escuela Inspirare, dedicados a la formación en todo lo que tiene que ver con mindfulness y meditación, y nos han comentado que ha crecido en buena medida el número de personas que desean obtener algún tipo de aprendizaje al respecto de esta clase de asuntos.

Una necesidad de la que muchas veces no somos conscientes

Hay personas que tienen tan normalizado el estrés en su vida diaria que no se dan cuenta de que necesitan algún tipo de técnica que les haga liberarse de él. No se puede estar de una manera permanente en un estado como este. No es bueno para nuestra felicidad, eso está claro, pero es que tampoco tiene nada de positivo para nuestra salud. Por eso es necesario que muchas personas obtengan información para lidiar contra este problema y tener así la oportunidad de acabar con él. Pero claro, para eso primero sería de gran importancia que lo identificasen. No podemos acabar con un problema si no creemos que lo tenemos.

¿Va a mejorar nuestra sociedad en todo lo que tiene que ver con el control del estrés? La verdad es que eso es algo que depende de todos y cada uno de nosotros y nosotras. Lo que está claro es que no se producirá ninguna mejora si no somos capaces de planteárnoslo y actuar para remediar todos los efectos de elementos tan tóxicos y nocivos como el estrés u la ansiedad. Técnicas como el mindfulness o la meditación nos pueden cambiar la vida. De hecho, ya han cambiado la de mucha gente que, ahora sí, tiene más razones para sonreír al despertarse cada día.

Deja una respuesta