Sevilla, toda una experiencia conocerla

Sevilla, toda una experiencia conocerla

Si se quiere visitar Sevilla y vivir la experiencia que supone conocerla, lo mejor es planificar la visita con buen tiempo. Después todo depende de la clase de visita que quieras hacer, los itinerarios a llevar a cabo y la importancia que le des al alojamiento. Como es lógico, no es igual un viajero que se pase el día entero callejeando que otro que viva preferentemente en el hotel. Las necesidades de ellos van a ser diferentes, pero si que querrán estar en un sitio que tenga una buena cama, limpia y silenciosa. El descanso es la mejor base para hacer buen turismo, algo que en Sevilla es tanto o más necesario. De todas formas, queremos daros una serie de claves para que puedas tener más posibilidades de que sea exitosa tu visita a Sevilla.

La capital de Andalucía tiene duende y merece la pena conocerla

Algo que es importante es decantarse por qué zona de Sevilla se va a visitar preferentemente. Lo más común es hacer una visita al barrio de Triana, la Macarena, el barrio del Arenal y el barrio de Santa Cruz. Sevilla tiene el centro histórico de mayor tamaño del país y el tercero de todo el continente europeo. Para que te hagas una idea, el casco viejo de Sevilla cuenta con once barrios. Algo fundamental es pensar el presupuesto que se quiere pagar por cada habitación al día.

Conviene conocer la zona en la que está el hotel, porque no son pocos los hoteles que dicen estar en el centro de la ciudad y no es así. Una buena opción es entrar en Google Maps. Ponemos la dirección y miramos a cuanto están los principales sitios de la ciudad, caso de la Plaza Nueva (Ayuntamiento), Avenida de la Constitución (Catedral de Sevilla), etc.

Como es lógico, debemos saber la clase de alojamiento donde vamos a querer estar, un apartamento, hotel u hostal. Antes de comenzar a comprar, podemos ver lo que puede darte ese sitio en ligar de otros y las condiciones existentes. Para ello, seguro que te darás cuenta que hay hostales baratos, tipo albergue en los que vas a tener que compartir baño y habitación.

En caso de que la zona centro sea demasiado cara para ti y desees visitarla, pues lo mejor es buscar un alojamiento que se encuentre en una zona realmente bien comunicada. Nervión es buena zona y el metro pasa justo por allí. En solo unos minutos vas a encontrarte en el mismo centro de Sevilla.

Hay que tener en mente que lo que se ahorra uno en el alojamiento lo gastarás en tiempo y transporte público. Si deseas saber si próximo a alojamiento existe alguna parada de transporte público (bus, tranvía o metro).

Existen hoteles muy bien situados como el Hotel Mercer Sevilla que es un alojamiento, ubicado en la Casa Palacio Castelar, un palacete del siglo XIX y donde la elección por parte de la cadena Mercer no es casualidad, pues está muy bien ubicado en el centro de la capital sevillana. Toda una experiencia ver un hotel de 5 estrellas, que fue construido en 1880 y del que han logrado conservar la estructura original, la cual gira sobre un patio central que es típicamente andaluz.

Una buena alternativa si quieres el mayor confort y que todo te pille cerca. Si además le sumamos esa mezcolanza entre lo nuevo y lo antiguo, pues se convierte en una auténtica joya en el centro de Sevilla, desde el que descubrir una ciudad llena de historia y donde el ambiente es sin igual.
Esperamos que todos estos consejos te sean de utilidad a la hora de decidirte por un alojamiento bueno en Sevilla. Lo principal es saber qué es lo que queremos y la gama de precios en la que nos queremos medir, luego ya es cuestión de elegir cuales son los que pueden convenirnos más y a partir de ahí hacer una selección, pues ese muchas veces es el problema.

Muchas veces elegimos hoteles por su gran precio y resulta que están lejanos del centro. Al final nos gastamos más dinero en transporte público o privado que la diferencia que habría si optáramos por un hotel de más precio, pero en todo el centro.
Ahora sí, tú decides, disfruta de Sevilla y de todos los atractivos que ofrece al turista, que no son pocos.

Deja un comentario