Tapeo en casa

Tapeo en casa

Llega el verano y a todos nos gusta salir de terrazeo a tomarnos unas cañas y un par de tapas, ya sea a modo aperitivo, merienda-cena, o incluso para comer a medio día. En invierno, todo sea dicho, también es un buen plan, pero los más frioleros tendemos a optar por sentarnos dentro de los establecimientos huyendo del frío y la realidad es que no es lo mismo. Si no nos tomamos la cañita en la terraza de un bar, al aire libre, tanto si es de día como si es de noche, no tiene el mismo efecto sobre nosotros.

Ahora bien, a no ser que seas un millonetis o por lo menos tengas un salario que sobrepase la media española, la realidad es que no podrás hacerte ese tapeo muy a menudo, ni siquiera una vez por semana, así que una opción es hacer ese tapeo tú mismo en casa. ¿Te parece difícil? Pues no lo es tanto, y si tienes un balconcito o una terraza en la que tomártelo mejor que mejor.

Antes de empezar con las tapas, debemos dejar claro que no es lo mismo tomarte un bote de cerveza que una buena caña fresquita pero, lógicamente, no todos tenemos barril de cerveza en casa, así que la opción más idónea en este caso es la del botellín o tercio. El sabor cambia, lo sabemos todos, no es lo mismo beber cerveza de una lata que en cristal o de barril, así que si quieres simular el momento tapa+caña en terraza de bar opta por los tercios de cristal lo los quintos, bebas la marca que bebas.

Tapas para hacer en casa

Antes de nada, si quieres sentirte como un auténtico tapeador, tienes que abrirte una buena lata de aceitunas y poner el plato justo al lado de tu cervecita. Es el acompañamiento perfecto y el que todos los bares, o casi todos, sirven para acompañar la caña. Según Órdago Médano, restaurante de tapeo vasco, las aceitunas son obligatorias y aunque al comensal no le gusten hay que ponerlas en la mesa, pues es una costumbre, una tradición que se debe seguir cumpliendo si queremos hablar de tapeo español. Podemos poner aceitunas hojiblancas, gordal, carrasqueña, manzanilla, cereña, etc…

Ahora vamos a ver las típicas tapas españolas que puedes hacer en casa y dejar preparadas para tapear siempre que quieras.

Boquerones en vinagre

Para hacerlos, debes comprar boquerones (que no sean muy pequeños), limpiarlos muy bien, y sumergirlos en abundante vinagre. Déjalos por lo menos 24 horas, luego puedes sacarlos y hacer salsa verde (aceite de oliva, ajo y perejil machacado) para servirlos junto a ella.

Recuerda tenerlos siempre en nevera, porque además de conservarse mejor debes tener en cuenta que esta tapa se sirve bien fría. Luego puedes ponerlos en un plato sin más, o hacer tapas vascas con trocitos de pan blanco con aceite y un boquerón en vinagre sobre él.

Calamares a la romana

O a la andaluza, que también están bien buenos. Los venden preparados y congelados en la mayoría de supermercados pero no están igual. Tampoco lo estarán los que hagas tú pero te recomiendo lo siguiente: no es necesario que compres calamar, que es caro, pero si compras pota de calamar a rodajas, lo rebozas tu mismo/a en huevo y harina, y los congelas después, siempre tendrás preparado un perfecto plato de tapa para freír en cinco minutos y servir en su punto. Sírvelos con mayonesa y una rodaja de limón.

Ensaladilla Rusa

Tapa española por excelencia que encontrarás en todos los buenos bares y restaurantes de tapeo que se precien. Por lo visto, según lo que leo, también es muy popular en México. Para hacerla solo tienes que hervir patatas, huevos y tener preparada la mayonesa, el atún, y el preparado congelado que puedes comprar en cualquier gran superficie. Hierve el preparado para ensaladilla que llevará zanahoria, guisantes, aceitunas, pimientos, y otras verduras que varían según el preparado que compres. Luego mezcla ese preparado con la patata bien chafada, mezcla también los huevos duros a trozos y añade mayonesa al gusto con un poco de sal. Por ultimo añade el atún y mezcla de nuevo. Sírvela bien fría.

Jamón ibérico

La estrella de la tapa española. Es fácil, compra jamón ibérico y sírvelo en plato, no tiene más. Es sencillo y está de vicio.

Pan con tomate y alioli

El alioli se hace con huevo, ajo y aceite de oliva. Puedes hacerlo con la trituradora pero intenta que la velocidad de la máquina sea constante y no demasiado elevada o se te cortará el huevo y tendrás que tirar la mezcla para empezar de nuevo. Algunas personas, a esta mezcla, le añaden patata hervida.

En otro bol tritura el tomate con un poco de sal y luego sirve tostas con una ama de alioli y otra de tomate encima. Buenísimas.

Otras tapas made in Spain: Mejillones al vapor, croquetas, empanadillas, tortilla Española, patatas bravas, pimientos del piquillo, pinchos morunos, pulpo a la gallega, queso manchego, sepia a la plancha, gazpacho andaluz, etc.

Deja un comentario