¿Qué es la disfasia?

Compartir

La disfasia es un trastorno específico en la adquisición del lenguaje, que se produce como consecuencia de un daño cerebral o de condiciones cromosómicas y genéticas peculiares.

Los niños con este trastorno tienen problemas a la hora de construir frases y no consiguen expresar de forma correcta sus pensamientos. Además, tienen un vocabulario más pobre y problemas para memorizar.

Sin embargo, la afasia es una alteración del lenguaje que tiene un origen físico, que puede ser una lesión cerebral o neurológica. No se trata de una enfermedad grave, pero puede afectar a la capacidad de expresión.

La revista Mibebé y yo informa que «si ya de por sí este trastorno es muy frustrante para los pacientes adultos, en los niños, esta sensación se incrementa, pues les cuesta más trabajo de lo habitual seguir el ritmo de una conversación con su familia o amigos. Además, este trastorno puede llegar a retrasar su aprendizaje en la escuela, por lo que suele estar asociado al fracaso escolar y a problemas a la hora de aprender la lectura y la escritura, ya que la base del lenguaje lecto-escrito es el verbal».

Los tres tipos diferentes de la disfasia son:

Disfasia expresiva

Este tipo de disfasia se clasifica en dos. Por un lado, dispraxia verbal, el niño no es capaz de realizar los movimientos concretos para generar los sonidos, por lo que su lenguaje es poco fluido.

Y por otro lado, la alteración en la producción fonológica, en este caso el discurso es muy fluido, pero es difícil entenderlo, por una mala articulación dentro de las palabras u oraciones.

Disfasia de recepción o evolutiva

Es complicado comprender a niño, además, él tiene dificultad para comprender a los demás.

Disfasia combinada

Es una alteración en la comprensión del lenguaje, se clasifica en sordera verbal y déficit sintáctico fonológico. Con la sordera verbal el discurso del niño es escaso, porque no puede analizar e interpretar los sonidos.

Y el déficit sintáctico fonológico es la incapacidad de analizar conceptos abstractos o frases largas.

¿Cuáles son los síntomas de la disfasia?

Los síntomas de esta patología son los siguientes:

-Dificultad para los pronombres personales.

-Un vocabulario pobre y escaso.

-Dificultad para relacionarse con sus compañeros.

-Utilización de muchos gestos.

-Los niños con este trastorno solo suelen conjugar los verbos en infinitivo.

-Alteración en la comprensión.

-Omisión de elementos gramaticales al formular una frase.

-Dificultad para repetir frases largas.

Las causas de la disfasia

La causa principal de este trastorno es por daño cerebral, el cual puede ser producido por: epilepsia, factores hereditarios, accidente cerebrovascular, traumatismos, alteración de los órganos implicados en el lenguaje, craneoencefálicos, falta de oxígeno al nacer, meningitis o encefalitis.

¿Cuál es el tratamiento?

Los especialistas apuestan por las siguientes estrategias de aprendizaje:

-Ejercicios buco-faciales.

-Trabajar la memoria auditiva y la comprensión verbal.

-Ejercicios para distinguir sonidos y organizar el campo semántico.

-Ejercicios de aumento del vocabulario y de estructuración de frases.

El maestro de Audición y Lenguaje
identifica cualquier trastorno del lenguaje, este profesional puede corregir el problema, para que el pequeño no se aísle. Ofrece una atención personalizada a aquellos alumnos que presentan dificultades en la audición, el habla, el lenguaje oral y/o escrito.

Laura García, preparador de oposiciones de Audición y Lenguaje, explica que si estos niños no reciben ayuda no podrán relacionarse con los compañeros, ni seguir el ritmo de la clase.

Cuando un niño presenta problemas en el aprendizaje de la lectoescritura es aconsejable pedir ayuda a los profesionales.

Las funciones principales del maestro de Audición y Lenguaje son:

-La implantación de un tratamiento para mejorar las capacidades comunicativas y lingüísticas.

-Diagnostica a través de pruebas individuales o colectivas.

-Asesora a los padres y maestros.

-Realiza charlas informativas en la escuela o en centros de salud.

– Participa en la elaboración de la parte del currículo escolar que se refiera a aspectos lingüísticos.

-Proporciona información, material y colaboración a los tutores y a los profesores de apoyo.

Las cualidades que debe tener un maestro de Audición y Lenguaje son:

-Ser una persona empática y positiva.

-Tener vocación pedagógica en la enseñanza.

-Capacidad de trabajar bajo presión.

-Tener una comunicación asertiva y fluida con los alumnos y sus familiares.

– Ser responsable.

– Capacidad para analizar y resolver los problemas.

-Tolerancia e ilusión con el trabajo.

Para poder trabajar en este campo,
los maestros de Audición y Lenguaje deben estar en posesión del título de Maestro o de Grado correspondiente, de Diplomado en Profesorado de Educación General Básica o de Maestro de Enseñanza Primaria.

Para ejercer en la enseñanza pública, es necesario superar la oposición que convoque la comunidad autónoma correspondiente.

Más para explorar

Sonrisa de mujer embarazada.

La salud dental en el embarazo.

Los odontólogos de Puerta de Alcalá Clínica Dental, una clínica ubicada en el centro de Madrid dirigida por especialistas en salud dental con una vasta experiencia, señalan que

Scroll al inicio